Entrevistas

Entrevistas a Dj’s zaragozanos, grupos aragoneses… y noctámbulos de la noche zaragozana.

Música

Todas las noticias sobre tus artistas favoritos, entradas de sus ultimos conciertos y singles la encontrarás aquí.

Pubs y Discotecas

Te mostramos una selección de los locales de moda que no puedes dejar de visitar en Zaragoza.

Reportajes

Noticias y opiniones elaboradas por nuestros periodista, acompañados de fotografías de los hechos que se relatan.

Inicio » La Casa del Loco

The Handsome Family + John Doe with The Sadies en La Casa del Loco.

Escrito por el Jueves, 22 octubre 2009Un comentario

La Casa del Loco celebra su 12 aniversario el sábado, 24 de octubre con un gran concierto. The Handsome Family + John Doe with The Sadies llegan desde norteamérica con su country americana para sonorizar el cumpleaños de la mítica sala zaragozana que lleva 12 años programando música en directo ininterrumpidamente.

lacasadellocoZaragoza.- The Handsome Family y John Doe with The Sadies inaugurarán con un gran concierto el año 13 de La Casa del Loco.

The Handsome Family: Honey Moon.

Fue Greil Marcus, uno de los tres críticos musicales vivos más prestigiosos, quien dijo sobre The Handsome Family: Lo que escriben sobre el surrealismo de lo cotidiano no tiene parangón en la composición contemporánea. Su música extrae las venas más profundas del fatalismo de los Apalaches. A lo largo de ochos discos -el primero, en 1995- la pareja formada por Brett y Rennie Sparks, esa rara maravilla, se ha convertido en el equivalente a Johnny Cash y June Carter para la generación que ha visto nacer, crecer y hacerse mayor al country alternativo.

Jugando con las imágenes del gótico sureño y las de ese espanto bíblico que tanto atrae a Nick Cave, y metiéndolas en el día a día, que lo pintan para que se parezca al tuyo y al nuestro, han creado decenas de canciones de oscuro romanticismo que les han reportado un estatus de clásicos modernos. Su fórmula atrapada porque ha sabido unir extremos como supo hacerlo la de The Velvet Underground. Con perversión, con morbo. Musicalmente, son elementales pero experimentales, tan rabiosamente accesibles en lo etéreo e inquietantes en lo tenebroso. Mientras tanto, sus letras van de la ternura a lo tragicómico. Y de ahí al dolor y la sangre. Las escribe Rennie con un pulso muy firme para el detalle descriptivo.

O mejor dicho: así han sido esas letras y así las ha escrito. Pues por primera vez en su trayectoria, Honey Moon no explica ninguna historia en la que alguien sea condenado, muera o la asesinen. No hay fantasmas ni lagos encantados. Este disco se publica para celebrar el vigésimo aniversario de su matrimonio y lo forman doce canciones de amor -en clave positiva; solo un tema trata de la pérdida del mismo-. Sus autores han buceado en el pozo del romanticismo del siglo XIX para sacar cubos de inspiración. Recibieron el flechazo escuchando a The Platters cantar Twilight Time mientras viajaban por Nueva Zelanda. La pareja, fan de esa formación, como también de The Ink Spots y Mills Brothers, decidió entonces que darían forma a un álbum sobre la trascendencia, ese toque divino, que surge a partir del amor a alguien. Más referentes: Cole Porter, Irving Berlin; esos compositores históricos que trataban el tema del corazón con misterio sublime. Una vez decidido el tono conceptual, el turno de la música. Cada canción tendría un tratamiento distintivo, una identidad propia, para contrarrestar la unidad de fondo. Igual que hay bluegrass sonámbulo en When You Whispered, los teclados y carillón de Love Is Like suenan a Animal Collective… Y hay también Tin Pan Alley, jazz, country. Y, sobre todo, un grupo flexionando como nunca sus músculos compositivos.

John Doe & The Sadies: Country Club.

En la canción Back In Your Arms, Bruce Sprigsteen dice sobre las promesas hechas por la noche: Eso es todo lo que son. Es lo que suele ocurrir. Pero, como en todo, hay excepciones. Una tuvo lugar en Toronto en el año 2000, cuando John Doe comentó a The Sadies que quería grabar con ellos un disco de country en el futuro. Era de noche y acababan de compartir cartel. La situación presagiaba olvido. Pero no: ese ddisco ya está aquí, es una excelente lección de historia y admiración por el género y se titula Country Club.

Vayamos con las presentaciones: John Doe es un nombre legendario para cualquiera que ande interesado en el punk estadounidense. En 1977 fundó X, banda emblemática entre las pioneras del género en la Cosa Oeste. Más tarde, en el proyecto paralelo de aquella historia, The Knitters, Doe desarrolló a mediados de los 80 la cara más root de X, que la tenía y bien marcada, una voluntad que llevó más lejos a partir de 1990, cuando publicó Meet John Doe y dio el pistoletazo de salida a su carrera en solitario. Desde entonces su voz, con el tacto del cuero, de esas que no van de farol y que con su produndidad nasal convierte las frases en sentencias, ha transitado a lo largo de ocho álbumes una senda de rock de raíz y autor donde conviven borracheras solitarias, moteles de carretera y barba de cuatro días, saltándose clichés estrictos y con una visión y estética que se dirían pensadas para bandas sonoras de John Sayles. Por su parte, los canadienses The Sadies, desde que en 1998 desembarcaron en las filas insurgentes del sello de Chicago Bloodshot, aplican un tratamiento de montaña mística a un híbrido de garage, psicodelia, surf, bluegrass y rockabilly.

Rock de bota y corbata finas. Rock flexible, que acompaña a cualquiera y lo hace con nota: han tocado con y para Neko Case, Jon Spencer, Jon Langford, Andre Williams… Y ahora, John Doe.

Él ha puesto en Country Club el fortín de su voz, que combina la lija punk de Mike Ness (Social Distortion) con el temple crooner de César Rosas (Los Lobos). Ellos, arreglos vitalistas con clase de salón. Todo, al servicio de quince temas. Tres los firman The Sadies (dos son instrumentales, con la marca de su casa) y uno, Doe y su ex y compañera de viaje de los días de X Exenka Cervenka. El resto son piezas que escribieron y/o popularizaron mitos del country: Wayton Jennings, Roger Miller, Hank Snow, Bobby Bare, Tammy Wynette… Musicalmente, han deslizado el satén countrypolitan del Nashville de final de los 50 sobre el sonido Bakersfield, de músculo y Stratocaster, que popularizó Buck Owens en los 60.

Lo han hecho tan bien que desprenden una sublime melancolía. Entre los colaboradores, personal que ha tocado con Wilco, Son Volt y Alejandro Escovedo. Hay reverencia sin nostalgia, como esa I Still Miss Someone de Johnny Cash que podría pasar por la versión country de Girlfriend in A Coma de The Smiths. Hay audacia con respeto.

Sábado, 24 Octubre: 21:30 h. 12 Aniversario La Casa del Loco.

The Handsome Family + John Doe with The Sadies.

Entradas: 12 euros anticipada, 15 euros en taquilla.

Venta: Linacero Daily Price.

La Casa del Loco
c/ Mayor, 10-12

Zno.es

Popularity: 1% [?]

PDF24    Enviar artculo en formato PDF   

1 comentario »

Pon un comentario!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

Los siguiente tags son permitidos:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Con Gravatar puedes tener tu propia imagen. Consiguela resgistrandote en Gravatar.